Coprofilia en medios de comunicación

0
4

Por Hugo Castillo Mesino

Los programas de gobierno se elaboran con el propósito de responder a las necesidades socioecómicas, políticas, culturales, ambientales y otras variables de la Nación, dirigidas a ganar opinión en los electores que se traduzcan en votos el día de las elecciones; máxime cuando nos acercamos al 29 de mayo cuando se elige presidente en nuestro país, que según los opinólogos y politólogos este certamen electoral puede terminar en la primera vuelta.

En la entrevista que concedió al periodista español Jordi Évole del canal “La Sexta”, el Papa Francisco alertó sobre “cuatro pecados” o desviaciones en las que pueden caer los hombres de prensa y los medios de comunicación: primero, la “desinformación”: doy la noticia, pero doy solo la mitad, la otra mitad no la doy; el segundo pecado es “la calumnia”: calumniar gente, hay medios de comunicación que calumnian sin ningún problema; tercero, la “difamación”, que es más sutil todavía, toda persona tiene derecho a la reputación; el cuarto pecado es la “coprofilia”, consiste en “el amor a la cosa sucia”, a los escándalos, hay medios que viven de publicitar escándalos sean o no verdaderos, o sean la mitad verdaderos o no, pero viven de eso.

Señores de los medios de comunicación, concretamente la mediocracia, por qué en lugar de estar hablando o inventando falsas noticias, “fake news”, no internalizan que el periodismo social implica un compromiso social; así lo demanda la Ciencia de la Comunicación Social y Periodismo, que se fundamenta en el acontecer social, se articula particularmente con la geopolítica y la economía, además de informar genera corrientes de opinión pública que tengan influencia en las decisiones políticas, sus principales objetivos son socializar la información a través de diversos medios, convirtiéndose el periodista en un agente de socialización que viabiliza el diálogo y la convivencia entre diversos grupos sociales. Clara muestra de lo anterior es lo ocurrido reciente con Caracol TV cuando difundió, en directo desde España, la noticia de que Hugo “el Pollo” Carvajal, exgeneral venezolano que supuestamente tiene información sobre los políticos de Latinoamérica apoyados financieramente por el fallecido mandatario Hugo Chávez, había declarado contra el candidato presidencial Gustavo Petro en la diligencia citada por la Corte Suprema de Justicia, siendo que en la realidad no se había efectuado dicha audiencia, “obligándolos” a “retractarse” por haber “pecado” de “coprofilia” informativa. Es de aclarar que cuando al día siguiente se realizó la audiencia el exgeneral Carvajal no declaró absolutamente nada contra Petro.

Al igual señores de la mediocracia aborden a los candidatos sobre las variables sociales y económicas que datan sobre el país que tenemos en vez de estar persiguiendo y difamando sobre determinado candidato a la presidencia, aprendan del papa Francisco. Analicemos que Colombia es un país diverso en todos los sentidos y deben apostar a hacer una valoración del campesino empobrecido que denota en su rostro los rayos del sol y la lluvia tormentosa que trabaja en el campo bajo la precariedad de una política pública anquilosada, que lo utiliza para justificar la forma de gobernar pero sin poner al orden del dia, una justa y verdadera Reforma Agraria, y solo nos acordamos de él cuando se habla del campo, pero a diario en el menú consumimos los alimentos, sin saber que costo humano tienen; los pensionados de Colombia padecen anualmente cuando el gobierno decreta el aumento del “salario mínimo” de acuerdo al índice de inflación, mientras el sector de pensionados lo definen bajo el índice del precio del consumidor, devaluándose sistemáticamente su poder adquisitivo, sumado a ello le deducen el 12% por asistencia en salud, todos los gobernantes han prometido cambiar esta situación, pero es una falacia; a los maestros orientadores de generaciones solo en un periodo presidencial se le aumentó el 24% en una relación del 8% anual.

En estas limitantes está el sector salud en sus diferentes niveles ocupacionales, con salarios que distan de su profesionalidad a pesar de las promesas en momentos de pandemia; arquitectos, ingenieros exponentes de las grandes obras de construcción social, a sus organizaciones se les margina y la contratación hace su curso por las recomendaciones de la politiquería; al movimiento estudiantil en sus afanes reivindicativos sentidos y vividos después del accionar nacional se le persigue y hasta se le asesina.

Otro sector importante para el país son los agentes del orden que están a merced de los superiores, pero durante décadas de gobierno no se han dado cambios sustanciales en sus condiciones de vida y la creación de estímulos, por el contrario, siguen siendo los mismos agentes a pesar de defender al establecimiento con su vida; los pequeños y medianos empresarios han caído en el “entrampamiento” por parte del gobierno, quien oferta sus “políticas públicas de emprendimiento y de fortalecimiento empresarial” y los resultados es su endeudamiento ante las corporaciones financieras, sin que el gobierno sea garante mediador y sigue la lista de pescadores, hacedores culturales, entre otros.

Déja tú opinión sobre ésta noticia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here